El Correo

Bilbao, 18 oct (EFE).- El plan de vialidad invernal de Bizkaia contará este año con novedades como la instalación de seis estaciones meteorológicas en puntos estratégicos que complementarán a las de Euskalmet, más profesionales trabajando y más medios técnicos.

El diputado de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, y el director de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Jon Larrea, han presentado hoy este plan para prevenir los rigores del invierno en las carreteras,, que durará desde el 1 de noviembre hasta el 30 de abril y conllevará una inversión de 1.800.000 euros.

Entre las novedades estará la aplicación para teléfonos móviles "Bizkaimove", que avisará del tiempo y las incidencias en carretera en tiempo real.

Además, se colocarán seis estaciones meteorológicas en puntos estratégicos del territorio, con intención de complementar los datos obtenidos por Euskalmet.

Concretamente, las estaciones se instalarán en la BI-636 -en la zona de Balmaseda-, en la BI-631 -en la zona de Zabalondo, de Mungia-, en la BI-2238 -en la zona de Gautegiz-Arteaga-, en la N-634 -en Erletxes-, en la BI-635 -en la zona de Autzagane- y en Barazar, en la N240.

Pradales ha señalado que "las estaciones nos darán información detallada de la carretera, y tendremos una capacidad de actuación inmediata en lugares complicados desde el punto de vista meteorológico".

Respecto a los medios tradicionales, este año las carreteras contarán con 381 personas trabajando cuando sea necesario -casi una veintena más que el año pasado-, 76 máquinas quitanieves y un total de 9.725 toneladas de sal distribuidas en 19 silos, 9 acopios, 4 depósitos y un almacén de reserva.

Jon Larrea ha expuesto algunos de los puntos del plan, que incluye una clasificación de las condiciones de tráfico a causa del hielo o la nieve, la cual va desde el nivel C1, en el que la circulación no se ve afectada, hasta el C4, de máxima alerta, donde se impide circular a cualquier vehículo.

También se establecen unos niveles de prioridad para la distribución de recursos, de manera que los tramos de la A-8, la AP-8 variante sur metropolitana, la AP-8 entre Erletxes y Ermua, la N-637, la N-240, alto de Santo Domingo o el acceso al aeropuerto de Loiu, superpuerto y accesos a centros hospitalarios tendrán prioridad para dejarlos limpios y transitables.

Larrea ha querido destacar además el trabajo conjunto que se realiza entre diferentes departamentos como el cuerpo de bomberos, Interbiak o el Centro de Control de Malmasín.

En cuanto al balance del año pasado, Jon Larrea ha señalado que fue un invierno leve, ya que no hubo alertas naranjas o rojas, y que se registraron un total de 46 alertas amarillas, 24 de ellas por nieve y 22 por temperaturas mínimas.

Esto se tradujo en que hubo 3.361 horas de trabajo de máquinas quitanieves, frente a las once mil de la campaña anterior.