El Correo

Vitoria, 18 oct (EFE).- El PP presentará en los ayuntamientos de Álava iniciativas para oponerse a la posibilidad de gravar a partir de 2017 con hasta un 50 % más del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las viviendas vacías en las que no haya nadie empadronado, algo que también se hace en Bizkaia y Gipuzkoa.

Las Juntas Generales de Álava acordaron ayer esta modificación de la norma foral que regula el IBI con los votos del PNV, EH Bildu y el PSE, mientras que Podemos se abstuvo y tanto el PP como Irabazi votaron en contra.

Este cambio normativo da potestad a los ayuntamientos alaveses para subir el IBI a los bienes inmuebles de uso residencial en los que no vivan personas arrendadas o a las que se ha cedido su uso, y en los que no haya ninguna persona empadronada.

El presidente del PP de Álava, Javier de Andrés, se ha posicionado "radicalmente en contra" de este cambio porque es "tremendamente injusto" y supone "una decisión equivocada".

Ha argumentado en este sentido que por las características de la provincia hay muchas personas que cuentan con una vivienda en Vitoria para tener acceso a servicios que no hay en sus pueblos, pero no viven en ella de manera habitual.

En estos casos, ha añadido De Andrés en una rueda de prensa, no se trata de viviendas vacías aunque no haya ninguna persona empadronada, porque son pisos que tienen un uso continuado.

Por ello, ha anunciado que los ayuntamientos gobernados por su partido (Navaridas, Laguardia y Baños de Ebro) no aplicarán este recargo al IBI y que en el resto de consistorios alaveses presentarán iniciativas para posicionarse en contra de esta posibilidad.