El Correo

Bilbao, 18 oct (EFE).- El Juzgado de lo Social nº6 de Bilbao ha estimado el recurso de la viuda de Carlos G.G., reconociendo el origen profesional de la enfermedad del fallecido, que fue causada por el contacto con amianto, según informa Asviamie (Asociación de Víctimas del Amianto en Euskadi).

Al trabajador, que pasó al menos 11 años en contacto con este material en la empresa Elecqui, se le diagnosticó un adenocarcinoma pulmonar que acabaría con su vida en marzo del año 2015.

El Juzgado ha desestimado así los argumentos del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y de Mutualia, según los cuales la enfermedad tenía su origen en el hábito fumador del fallecido.

El órgano judicial ha admitido los informes que rechazó el INSS, entregados por Osalan y el hospital de Cruces, en el que los reconocimientos realizados al trabajador revelaron la presencia de cuerpos ferruginosos y unas placas calcificadas que, pese a ser crónicas, no aparecían reflejadas en los reconocimientos médicos de Mutualia.

Asviame ha denunciado las "argucias" de esta mutua para ocultar el origen profesional de la enfermedad y ha considerado un acierto que la sentencia dé prioridad a los informes de Osakidetza frente a los de Mutualia.