El Correo

Vitoria, 18 oct (EFE).- La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha explicado hoy que su partido afronta la negociación de gobierno con el PNV con la lucha contra la desigualdad como prioridad y ha advertido de que no estará en "proyectos nacionalistas disfrazados de grandes acuerdos de país".

Mendia se ha referido hoy a las conversaciones que socialistas y nacionalistas retomarán esta semana para tratar de dotar de estabilidad al próximo Gobierno Vasco.

A preguntas de los periodistas, ha dejado claro que el objetivo que preside estas conversaciones para su formación es la lucha contra la desigualdad.

En este sentido, ha advertido de que si el PSE-EE cree que puede trabajar por esta meta "mejor desde el Gobierno" tratará de concretarla "al máximo" en un acuerdo con el PNV, pero si percibe que puede ser "mucho más influyente desde la oposición" no tendrá "ningún problema" en no apoyar ni entrar en el Ejecutivo autonómico.

Ha insistido en su disponibilidad para alcanzar "acuerdos amplios que tengan como prioridad la agenda social" y ha hecho hincapié en que el PSE-EE "no va a participar en proyectos nacionalistas que vengan disfrazados bajo el epígrafe de grandes acuerdos de país".

"No pretendemos excluir a nadie, pero hay partidos que han apostado por una especie de vía catalana y anteponen el derecho de autodeterminación a cualquier otro objetivo. No estaremos ahí y trabajaremos para que la política vasca se centre en la realidad. Ponemos la agenda social por delante de la agenda nacional", ha adelantado.

A su juicio, "los acuerdos de país" por los que hay que trabajar durante la XI Legislatura pasan por encarar retos "decisivos" como son "el empleo de calidad, el crecimiento ordenado de la economía y la conformación de un sistema tributario más justo", entre otros.

Mendia, que no estará en la delegación negociadora de su partido, ha incidido en que al PNV le corresponde aclarar cuál es la fórmula de gobernabilidad que propone, "para qué y con quién" porque "no todos los caminos llegan al mismo lugar".

La líder socialista ha añadido que los socialistas "no van a ceder en la defensa de la pluralidad" de la sociedad vasca y no harán "rebaja alguna" en los planteamientos éticos de defensa de los derechos humanos y de atención a las víctimas.

"Nuestro compromiso está con la memoria, con las víctimas y con la verdad, por muy compleja que ésta sea y por muchas caras que tenga", ha afirmado.

En cuanto a las políticas de memoria llevadas a cabo por la Secretaría General de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco, la líder socialista ha asegurado que su partido "no vetará a personas", en referencia a Jonan Fernández, pero ha recordado que el PSE-EE no ha compartido muchas de las acciones impulsadas por este área.

"Esperemos que todos tengamos claro que de lo que se trata es de deslegitimar la violencia terrorista y de reconocer a todas las víctimas, pero contextualizando el origen de su victimización. Es fundamental si no queremos que se repita lo que hemos sufrido en los últimos 50 años", ha concluido.