El Correo

Bilbao, 18 oct (EFE).- La diputada foral de Cultura de Bizkaia, Lorea Bilbao, ha negado hoy que se haya producido una "represalia" contra los 18 educadores y orientadores subcontratados en el Museo Guggenheim Bilbao a los que no se renovó el contrato y fueron sustituidos por 3 personas que trabajan a jornada completa.

Lorea Bilbao ha comparecido en la Comisión de Euskera y Cultura de las Juntas Generales de Bizkaia a petición de Podemos para ofrecer datos sobre las nuevas contrataciones en el servicio de orientadores y educadores del Guggenheim.

Al igual que ya hizo en la cámara foral en otra comparecencia el pasado 3 de octubre, la diputada de Cultura ha dicho que en el Guggenheim "no se ha echado a nadie a la calle", sino que a los 18 educadores y orientadores se les acabó el contrato.

Ha señalado que el Guggenheim llevó a cabo un proceso de selección de personal a través de una empresa especializada en el que se recibieron entre 500 y 600 currículos de los que se seleccionaron 30, que se integraron en la bolsa de trabajo creada por el museo en 2011.

De esos 30 aspirantes se contrató a 3 personas, que comenzaron su relación laboral con el Guggenheim el pasado 1 de octubre. Están a jornada completa de 8 horas de martes a viernes, y con jornada de 6 horas los fines de semana.

Lorea Bilbao ha señalado que se pretende mantener "el mismo nivel de actividad" que antes y ha indicado que la dedicación en número de horas de las tres personas contratadas será "equivalente" a la que se cubría anteriormente con los 18 subcontratados.

El apoderado de Podemos José Ángel Elgezabal ha señalado que el cambio de contratos en el Guggenheim, decidido en medio de la huelga que mantenían los 18 educadores y orientadores anteriores, "suena a ajuste de cuentas contra quienes luchan por sus derechos laborales".

Meritxel Elgezabal, de EH Bildu, ha calificado de "escandaloso" que los 18 trabajadores estén "en la calle por exigir mejoras laborales" y ha estimado que "tiene toda la pinta de ser una represalia" contra los subcontratados en huelga.

El juntero del Grupo Mixto Arturo Aldecoa ha dicho que da la "sensación" de que el cambio en la política de contratación del Guggenheim "ha sido una respuesta a la huelga, y no debe ser así".

En respuesta a las críticas, Lores Bilbao ha afirmado que "no ha habido represalias con esas personas" y ha indicado que los subcontratados podrían haber optado a los nuevos puestos.

Mikel Bagan, representante del PNV, el mismo partido de la diputada, ha abundado en que "nadie ha sido despedido por haber reclamado mejoras en sus condiciones laborales" y ha asegurado que no habrá "ninguna merma en la calidad del servicio".