El Correo

Bilbao, 18 oct (EFE).- Una mujer de 43 años, con antecedentes policiales, fue detenida ayer después de que el dueño de un caserío de Forua (Bizkaia) la sorprendiera robando en su vivienda y la dejara encerrada en el interior hasta que llegó la Ertzaintza.

Según ha informado el departamento de Seguridad, el dueño del caserío y varios familiares sorprendió a un grupo de personas que robaban en el interior de la vivienda a las 11.30 de ayer.

Los asaltantes consiguieron huir, menos una mujer que estaba en la cocina y que se enfrentó a los dueños con un palo, por lo que la dejaron encerrada en la estancia hasta que llegó la Ertzaintza y la detuvo.

Los ladrones se llevaron del caserío varias herramientas, así como las radios de cuatro vehículos que estaban aparcados en el lugar.