El Correo

Lezama , 18 oct .- El lateral del Athletic Mikel Balenziaga aseguró que encaran la visita del próximo jueves al Genk con "mucha moral" tras la victoria del pasado domingo frente a la Real Sociedad y que el objetivo en Bélgica es sumar los tres puntos para dar así "un paso de gigante" hacia la siguiente fase de la Liga Europa.

"Después del parón llega otro mes duro con muchos partidos y haber empezado la serie con una gran victoria nos da mucha moral para Bélgica. Ganar sería importante porque después viene el Genk a San Mamés y ahí podríamos casi certificarlo", explicó el defensa guipuzcoano.

Balenziaga volverá al once en el Luminus Arena al causar baja por una sanción de dos partidos, que le impedirá también jugar el próximo domingo en el Santiago Bernabéu, tras su expulsión de hace dos semanas en Málaga después de una acción con Roberto Rosales.

"Nunca me había pasado una cosa así. El día siguiente fue duro, es normal, pero las cosas pasan y hay que darle la vuelta y seguir adelante", admitió el lateral zurdo, quien al recordar la jugada apuntó que "lo más justo" habría sido que el defensa venezolano hubiera visto también la tarjeta roja.

Esa desafortunada jugada llegó para Balenziaga una semana después de que marcara el primer gol de su carrera profesional al Sevilla.

"La reflexión que hago es la de siempre. Cuando metí el gol era el mismo jugador que cuando me expulsaron. Hay que ser realista y tener los pies en el suelo tanto cuando se está bien como cuando se está mal", reflexionó.

Por último, y en relación de nuevo al partido de Bélgica, el lateral zurdo confía en que "no vuelva a pasar" lo que sucedió en la anterior salida europea frente al Sassuolo, en la que el Athletic acabó goleado (3-0) tras "una mala segunda parte".

"En Italia tuvimos unos minutos que hacía mucho tiempo que no teníamos. Sabemos que si no damos todo lo que tenemos ni tenemos la intensidad debida nos puede ganar cualquiera, pero también que si salimos como debemos podemos ganar a cualquier rival", subrayó.