El Correo

Madrid/Vitoria, 18 oct (EFE).- Las ampliaciones de capital de las empresas vascas ascendieron a un total de 972,4 millones entre enero y septiembre de este año, lo que supone un descenso del 56,9 % respecto al mismo periodo de 2015, la mayor caída de todas las comunidades autónomas.

Según un estudio publicado hoy por la consultora Axesor, sólo en septiembre Euskadi experimentó un descenso interanual del 60,2 % en las ampliaciones de capital, ya que el montante se redujo a 57,3 millones.

También en el conjunto de España hubo un descenso acumulado del 5,4 % en los nueve primeros meses, un retroceso mucho más leve que el de la empresas vascas, aunque supone la cifra más baja desde 2002.

Las ampliaciones de capital de las empresas españolas acumularon un volumen de 25.250 millones de euros de enero a septiembre.

Solo el mes pasado, las ampliaciones de capital cayeron el 37,2 % respecto al mismo mes de 2015, hasta los 1.100 millones de euros.

La consultora ha atribuido este descenso a la menor necesidad de liquidez del sector financiero -el que tradicionalmente recurre más a esta vía de financiación-, lo que provoca que la estadística se encuentre ahora en los "niveles más bajos", en comparación con los años 2012 y 2013, donde se alcanzaron máximos.

De cara al conjunto del año, Axesor prevé que las ampliaciones de capital en España sumen un importe total de 40.000 millones o que, incluso, caigan por debajo de los 35.000 millones, una cifra que no se registra desde el inicio de la crisis, en 2008.

Entre enero y septiembre, el sector financiero sumó 8.675 millones en ampliaciones de capital, el 4 % más, "pero muy por debajo de los 48.169 millones que se anotaron en el mismo periodo de 2013".

El descenso en el volumen de ampliaciones estuvo liderado por suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (un 29,4 % menos, hasta los 323,9 millones), industria manufacturera (un 24 % menos, hasta 971,8 millones) y actividades inmobiliarias (un 22,4 % menos, hasta 4.681 millones).

Por comunidades autónomas, los mayores retrocesos correspondieron al País Vasco, donde bajaron el 56,9 % (972,4 millones); Cantabria, con una caída del 47,7 % (537,3 millones); y Comunidad Valenciana, con el 33,4 % menos (910,1 millones).

Las reducciones de capital -instrumento empleado en situaciones graves de pérdidas o caídas de ventas- han subido el 44,7 % de enero a septiembre, hasta los 22.047 millones, la segunda cifra más alta desde el inicio de la crisis, solo por debajo de los 32.329 millones registrados en 2013.